NAMI
National Alliance on Mental Illness
page printed from http://www.nami.org/
(800) 950-NAMI; info@nami.org
©2014
 

Programas de NAMI

Homenaje a Joyce Burland: Incansable Luchadora por la educación familiar

Por Ana Ferrara, Coordinadora del programa De Familia a Familia de NAMI

Primavera 2008

Todas las personas que reciben servicios de NAMI generalmente nos conocen por medio de uno de nuestros programas de educación y de apoyo.  En ellos escuchan por primera vez el nombre de Joyce Burland.  La doctora Burland, Directora Nacional del Centro de Educación, Capacitación y Apoyo Mutuo de NAMI, ha ayudado a mejorar las vidas de miles de familias de personas con enfermedades mentales a través de los programas y de los folletos que ha escrito. Gracias a su extraordinaria preparación y a su experiencia en psicología, ella ha logrado proporcionarles educación sobre las enfermedades mentales no sólo a los familiares, sino también a profesionales, líderes de salud mental y maestros por más de quince años  Así pues, ella es reconocida nacionalmente por su gran labor para mejorar los servicios de salud mental, por su generosidad y por siempre extender su mano a los que la necesitan.

La Dra. Burland es autora de tres programas de NAMI: De Familia a Familia, ProviderEducationProgram, y Grupo de Apoyo.Además, ella ha escrito diferentes folletos de información, entre los que se encuentran:Lo que duele/lo que ayuda- apoyos que las familias necesitan recibir de los profesionales de salud mental”.

Muchas familias se han encontrado en la oscuridad sobre las enfermedades mentales sin el apoyo y la comprensión de sus familiares y doctores.  Esto le ocurrió a Joyce Burland.  A pesar de tener conocimiento sobre las enfermedades mentales, se encontró atrapada y desilusionada con la falta de información y de educación sobre la salud mental.  También se sintió decepcionada por la ineficacia y la fragmentación del sistema de salud mental de los Estados Unidos.  Hace más de cuarenta años que le diagnosticaron esquizofrenia a su hermana y esto fue un gran golpe para su familia. Dos décadas más tarde, también le diagnosticaron esquizofreniaa su hija. Lo que sorprendió a Joyce Burland fue que “en veinte años el tratamiento de salud mental debía habermejorado inconmensurablemente, pero no fue así”. En general, ella descubrió que los profesionales de salud mental no trataban a los familiares con respeto y no entendían ni apreciaban la importancia de su labor.

Después de pasar por esta experiencia, la Dra. Burland sintió la necesidad de ayudar a otras familias que estaban en la misma situación. Por eso, empezó a escribir un programa educativo basado en el tratamiento clínico de las enfermedades mentales y en la información necesaria para comprender lo que experimenta la persona enferma. El propósito de este programa es brindarles apoyo e información a los familiares ya que muchas veces se sienten culpables de la enfermedad.  Por consiguiente, ella afirma: “Usted no se debe culpar de la enfermedad de su ser querido.”

El programa se presentó por primera vez en Vermont en 1991 con el nombre de “Journey of Hope”, (Jornada de esperanza). Cinco años más tarde pasó a llamarse “Family-to-Family” (De Familia a Familia)   y ahora se enseña en cuarenta y ocho estados del país y en México. Luego, se tradujo al español en 1996 y se enseña en diez estados. De familia a familiaha ayudado a más de 115,000 familiares.

De Familia a Familiase concentra en la esquizofrenia, el trastorno bipolar (maníaco depresivo), la depresión severa, el trastorno obsesivo compulsivo y el pánico.La duración del programa es de doce semanas, dos horas de clase semanales. Este programa es gratuito y ofrece información sobre las posibilidades de tratamiento, las habilidades para enfrentar las enfermedades mentales, las técnicas de comunicación y la solución de conflictos. Además, el programa proporciona ideas de cómo los familiares pueden cuidarse mejor a si mismos y ofrece una guía sobre las ayudas y los servicios comunitarios. Los profesores del programa son familiares que han pasado por la misma experiencia.

A través de los años, la Dra. Burland ha logrado ayudar, con mucha pasión y dedicación, a muchísimas personas que se encuentran en la situación que ella vivió. Sin embargo, la Dra. Burland no hubiera podido establecer y mantener estos programas educativos sin la ayuda y la dedicación de los voluntarios de NAMI. Por eso, se siente muy agradecida por el trabajo de las miles de personas que enseñan estos programas.  Todos juntos hacen posible que un gran número de familias sepan que no están solas y reciban la información necesaria para enfrentarse con una enfermedad mental.

 

Back