NAMI
National Alliance on Mental Illness
page printed from http://www.nami.org/
(800) 950-NAMI; info@nami.org
©2014
 

Reportaje

Transformando el Sistema de Salud Mental de Nuevo México

por Fredrick Sandoval, M.P.A., Vicepresidente de NAMI

Invierno 2005

El 19 de abril del 2004, Bill Richardson, gobernador de Nuevo México, fi rmó la ley 271. De acuerdo con dicha ley, se formó una colaboración entre agencias del estado con el propósito de facilitar la compra de servicios para el trata miento de enfermedades mentales (Behavioral Health Pur chasing Collaborative). Este es un esfuerzo muy ambicioso que pretende rediseñar el sistema público de salud mental en Nuevo México, que se compone de diecisiete agencias.

En Nuevo México, un estado en el que las llamadas "mi norías" constituyen aproximadamente el 60% de la población, el nuevo ambiente de transformación es importante para los gobernantes y los administradores públicos. Las disparidades en los servicios de salud mental que enfrentan los hispanos y otros grupos se han documentado regularmente en varios re portes y estudios. Estas disparidades están evidenciadas por el número desproporcionado de suicidios e intentos de suicidio realizados por la juventud hispana; por la gran cantidad de hispanos hospitalizados en centros de desintoxicación y por el cúmulo de pacientes mentales de origen hispano que viven en hogares de cuidado. La oportunidad de cambiar estos indica dores está frente a nosotros.

Hoy en día, el estado opera varios siste mas de contratación para comprar servicios médicos de salud mental. Estos servicios no tienen coordi nación entre sí; tal situación da lugar a que haya diferentes fuentes de fi nanciamiento, diversos sistemas de datos y dife rentes tarifas y resultados clínicos. Además, la coordinación de tratamiento está fragmentada, se duplican los sistemas administrativos, los sistemas de información recopilan y di vulgan datos que no se relacionan entre sí y los usuarios y sus familias se enfrentan a un laberinto burocrático de papeleo y problemas de acceso.

La reforma emprendida por Nuevo México pretende trans formar el sistema de salud mental para resolver estos proble mas. Como nunca antes se había visto en Nuevo México, este nuevo diseño se está impulsando gracias a la amplia y activa participación de los usuarios y de sus familias. Desde el pasado mes de julio, los servicios de salud mental deben centrarse en el individuo y en la familia, basarse en la recuper ación, ser accesibles y culturalmente apropriados, confi ables y de alta calidad. Para los hispanos, esto es extremadamente importante, pues las familias latinas valoran mucho la ayuda que se le ofrece al núcleo familiar.

En respuesta a estos cambios, un grupo de líderes hispanos ha constituido el Comité Organizacional de Salud Mental, el cual se ha dado a la tarea de identifi car las necesidades y los problemas que afectan a los hispanos que entran en contac to con el sistema de salud mental de Nuevo México. Dicha organización tiene como meta impactar la política pública de salud mental para garantizar el acceso y la disponibilidad de servicios para los hispanos. Este grupo de líderes busca fortalecer y promover los factores de protección innatos que tienen las familias hispanas como por ejemplo, la perseverancia y la tenacidad, la importancia de preservar las tradiciones cultu rales, el valor del apoyo familiar, la reciprocidad y la ayuda mutua entre vecinos y compadres y las formas tradicionales de curación y de espiritualidad.

Como el administrador ejecutivo del Behavioral Health Pur chasing Collaborative de Nuevo México, estoy participando en el desarrollo, la implementación y la administración de este proyecto y he tenido la oportunidad de ayudar a rediseñar el sistema de salud mental. Esta es una oportunidad que se presenta una sola vez en la vida. El cambio de política se está realizando y la esperanza y la visión de un cuidado óptimo y de una mejor calidad de vida están a nuestro alcance. La oportunidad de impactar, mejorar e involucrar a las comuni dades hispanas ha comenzado en Nuevo México, en donde los hispanos están tomando un papel activo de liderazgo durante esta transformación. Como hispano nativo de Nuevo México que desempeña un papel activo en estos cambios, puedo decir de primera mano que: "Es mejor desempeñar un papel como agente de cambio que esperar que las cosas cambien por sí solas".

 

Back