Mental Illnesses Treatment Support & Programs NAMI Advocacy Find Your Local NAMI NAMIWalks
Search
 | Print this page | 
 | 

Estudio Descubre Discriminación Contra Latinos de Habla Hispana que Solicitan Acceso a Beneficios Medicos del Departamento de Servicios Humanos de Washington, D.C.

El 80% de los examinadores de habla hispana se enfrentaron a importantes obstáculos en DHS

31 enero 2005

Washington, DC - Un estudio independiente comisionado por el Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en ingles), la organización latina de derechos civiles más importante de la nación, descubrió que las barreras linguí­sticas y prácticas discriminatorias relacionadas en el Departamento de Servicios Humanos (DHS, por sus siglas en ingles) del Distrito de Columbia han limitado drasticamente el acceso a los servicios medicos, tales como Medicaid, para la numerosa comunidad de habla hispana del Distrito. Según el informe, el 80% de los latinos de
habla hispana que participaron en visitas y pruebas telefónicas tuvieron que enfrentar por lo menos un obstáculo serio en la obtención de beneficios medicos vitales en DHS.

"Este es el primer estudio para comparar el trato de los latinos de habla hispana y de los no latinos que hablan ingles que buscan seguro medico, y los resultados son atroces. La enorme disparidad en los servicios medicos y el trato personal que estas personas de habla hispana recibieron del Departamento de Servicios Humanos del Distrito de Columbia es inaceptable y claramente viola la ley federal y de la ciudad," dijo Janet Murguia, presidente y gerente general de NCLR. "La gente está en su momento más vulnerable al buscar ayuda medica para si­
mismos y sus niños. Ellos merecen mejor trato, al igual que lo merece cada persona en nuestra ciudad. En el momento en que se les cierran las puertas al acceso a asistencia medica bá¡sica a un grupo de personas, se
convierte en una crisis de salud pública para todos nosotros."

El Equal Rights Center (ERC), una organización sin fines de lucro de derechos civiles que fue comisionada por NCLR para administrar la prueba, enviaba juntos a un examinador protegido (de habla hispana) y a
uno de control (no latino que habla ingles) a finales de 2003 a los centros de DHS situados en 508 Kennedy Street N.W. y 645 H Street N.E. Los examinadores tambien hicieron llamadas telefónicas a los centros apropiados de DHS. Los examinadores protegidos y de control solicitaron información sobre la obtención de beneficios medicos para sus niños ciudadanos americanos. Los examinadores clasificaron sus experiencias según cinco factores, incluyendo si el personal de DHS les proporcionó servicios y solicitudes para beneficios y si les respondió su solicitud para información adicional en el lenguaje apropiado, y si el personal de DHS hizo algún comentario para desalentarlos o hizo preguntas que no estaban relacionadas con la elegibilidad para los beneficios. Tambien se llevaron a cabo pruebas telefónicas de seguimiento a finales de 2004.

"Nuestro aná¡lisis encontró que los examinadores latinos de habla hispana experimentaron una tasa de 20% a 30% de discriminación en cada factor evaluado al visitar las instalaciones de DHS," dijo Bruce E. Kahn,
director ejecutivo de ERC. "A algunos se les hicieron preguntas inadecuadas que no eran relevantes a sus solicitudes para beneficios. En nuestras llamadas telefónicas de seguimiento, encontramos que aproximadamente dos de cada tres veces que se hizo una llamada no habí­a ningún representante de habla hispana disponible en DHS. Dado que la salud pública está en juego, esto señala una seria falta en la provisición obligatoria de servicios necesarios."

"El tener una ley federal en vigencia por 40 años debe haber forzado al Distrito a cumplir con los requisitos linguí­sticos que permitan que los latinos de habla hispana tengan acceso a beneficios medicos de DHS," dijo el Dr. Juan Romagoza, director ejecutivo de La Clínica del Pueblo, una clí­nica medica comunitaria bilingue y bicultural sin fines de lucro, en el Distrito. "El que el consejo de la ciudad haya aprobado la ley de acceso linguístico hace un año debía haber solucionado la situación finalmente. Aunque han habido algunas mejoras, esta prueba demuestra que
el problema está lejos de ser resuelto. ¿Cuándo tomará en serio este problema el Departamento de Servicios Humanos del Distrito? Estamos hablando de la salud y el derecho de las personas a obtener asistencia
medica apropiada según lo especificado por la ley."

Como resultado del estudio comisionado por NCLR, el Washington Lawyers' Committee for Civil Rights and Urban Affairs (WLC) estó comunicándose con la comunidad latina en Washington, D.C. para documentar más etalladamente la seriedad y consecuencias de la negativa discriminatoria al acceso a los beneficios gubernamentales de salud. Durante los próimos meses, instaran a los hispanos en el Distrito a ponerse en contacto con WLC para contar sus propias experiencias durante su busqueda de beneficios medicos en el DHS del Distrito.

"Si el alcalde Williams y el consejo de la ciudad no toman acción para corregir este serio problema de una vez por todas, nos forzarán a examinar todas nuestras opciones legales en las leyes federales y del Distrito," dijo Denise Gilman, directora del proyecto de derechos del inmigrante y del refugiado del WLC. "Animamos a individuos que han sufrido este tipo de discriminación en el DHS a que se pongan en contacto con el Washington Lawyers' Committee. Como mí­nimo, estaremos entablando quejas por violar a los derechos civiles con las agencias
locales y federales relevantes."


 | Print this page | 
 | 

Donate

Support NAMI to help millions of Americans who face mental illness every day.

Donate today

Speak Out

Inspire others with your message of hope. Show others they are not alone.

Share your story

Get Involved

Become an advocate. Register on NAMI.org to keep up with NAMI news and events.

Join NAMI Today
  • Follow NAMI
  • Contact Us
    • NAMI
    • 3803 N. Fairfax Dr., Suite 100
    • Arlington, Va 22203
    • Main: (703) 524-7600
    • Fax: (703) 524-9094
    • Member Services: (888) 999-6264
    • Helpline: (800) 950-6264