Mental Illnesses Treatment Support & Programs NAMI Advocacy Find Your Local NAMI NAMIWalks
Search
 | Print this page | 
 | 

Pregúntele al doctor

¿Qué es el desorden bipolar?

Por Adriana Cordal, M.D., Profesora Asistente de Psiquiatría, Robert Wood Johnson Medical School – UMDNJ

Verano 2007

¿Qué es el desorden bipolar?

La enfermedad bipolar es un desorden del estado de ánimo que se caracteriza por presentar períodos de depresión que alternan con períodos de manía. Este trastorno también se conoce con el nombre de trastorno maníaco-depresivo. Aproximadamente, del uno al tres por ciento de la población mundial sufre de este problema. Además, parece que en años recientes se está viendo un aumento de la incidencia de esta enfermedad, sobre todo en los adolescentes. Sin embargo, todavía no se conoce la causa de dicho aumento.

Este tipo de problema comienza a manifestarse desde temprana edad, pero en la niñez es difícil identificarlo ya que se confunde con otras condiciones, tales como problemas de conducta, niños desafiantes y, también, con hiperactividad. Ya en la adolescencia se comienzan a ver manifestaciones más severas. En estos casos, los problemas de conducta, la rebelión y el uso de drogas son muy significativos. Los cambios dramáticos de ánimo, como pasar de un estado de depresión a un estado de euforia, o a veces de mucha irritabilidad, son muy comunes. En los estados de euforia o irritabilidad, la persona tiene mucha energía, está hiperactiva y duerme muy poco. Es común que las mujeres comiencen con depresión y más tarde, después de unos años, comiencen los períodos de manía. Los hombres pueden comenzar con episodios de manía. Como se mencionó anteriormente, en el pasado los síntomas se manifestaban más claramente después de los veinte años y, a veces, a partir de los treinta. Sin embargo, en la actualidad, cada vez son más frecuentes los casos que comienzan durante la adolescencia.

¿Existen diferentes tipos de desorden bipolar?

La enfermedad bipolar es muy variable. Hay casos más leves, que se confunden con las variaciones “normales” del estado de ánimo. Por otra parte, hay casos severos donde la persona pierde el sentido de la realidad, desarrolla psicosis y requiere ser hospitalizada. Entre estos dos extremos, se ve todo tipo de casos intermedios. En nuestra clasificación diagnóstica, llamamos «enfermedad bipolar I» a la forma más severa y «bipolar II» a las formas algo más leves. Una variedad que es muy importante de reconocer es cuando los episodios son “mixtos”, es decir, cuando hay síntomas de depresión y de manía simultáneos, ya que las personas con este tipo de desorden mixto corren un alto riesgo de cometer suicidio.

¿Existe tratamiento para esta enfermedad?

El mejor tratamiento de cualquier enfermedad se obtiene cuando se diagnostica la enfermedad en sus primeras fases. Es importante que la población latina se mantenga al tanto de este tipo de problemas para poder detectarlos y buscar una intervención antes de que haya complicaciones más graves o de que se realice una ruptura de los vínculos familiares.

Un aspecto importante que se debe tener en cuenta es que el tratamiento de estos trastornos requiere la intervención de profesionales especializados. Si se sospecha que alguien padece esta enfermedad, se le debe referir inmediatamente a un centro de tratamiento de trastornos psiquiátricos para ser evaluado. Aunque es una realidad que la falta de acceso a los sistemas de salud es un obstáculo muy importante, en general, se puede conseguir tratamiento en alguna clínica del sistema público de salud. El médico primario puede asistirle y referirle a los cuidados apropiados.

En cuanto al tratamiento, lo primero es tener un diagnóstico correcto. Es muy importante que la enfermedad bipolar no sea confundida con formas de depresión simple, ya que su tratamiento es diferente. Además, si se trata una enfermedad bipolar con medicamentos antidepresivos, la enfermedad se agrava e incluso se hace imposible estabilizarla hasta que se descontinúen los antidepresivos. Básicamente, la enfermedad bipolar se trata con medicamentos que se llaman genéricamente “estabilizadores del ánimo”. El agente farmacológico más conocido es el “litio”. Este agente se ha usado por muchos años y es muy efectivo, aunque no en todas las variedades del trastorno bipolar. Lamentablemente, aunque muchas personas lo toleran bien, este medicamento puede producir efectos secundarios de importancia. Otros agentes estabilizadores del ánimo que son usados en psiquiatría para la enfermedad bipolar pertenecen al grupo de medicamentos para las convulsiones. Los más comunes son: valproato, lamotrigine, carbamazepina y oxcarbazepina.  Algunos de estos medicamentos han sido aprobados por la FDA para su uso en la enfermedad bipolar y otros no. En general, esto se debe a que las compañías farmacéuticas que los producen no han solicitado su aprobación. Por último, los nuevos agentes antipsicóticos también son efectivos en el tratamiento de este trastorno. Debido a que esta enfermedad es muy compleja, se debe tener en cuenta este amplio grupo de medicamentos ya que las personas experimentan diferentes reacciones con cada medicina, por lo que a veces es necesario usar más de un tipo.

¿Qué pueden hacer las personas con desorden bipolar y sus familias para ayudar en el proceso de recuperación?

Uno de los aspectos más importantes para la recuperación de esta enfermedad y para poder conducir una vida normal sin incapacidad es adherirse fielmente al tratamiento. Ir a las citas con los profesionales de salud mental, terapistas, psiquiatras, etcétera, así como tomar los medicamentos puntualmente, es fundamental para mantener la estabilidad  del ánimo. Evitar las complicaciones más frecuentes, como el abuso de drogas, es también muy importante. El apoyo de la familia es central en esta enfermedad. Los familiares y amigos pueden expresar su apoyo en los momentos difíciles, así como también mantenerse alertas a los síntomas de la enfermedad, ya que los afectados frecuentemente no se dan cuenta cuando los síntomas reaparecen o empeoran. A veces es difícil para los familiares ofrecer esta ayuda, sobre todo si el paciente ha tenido una mala relación con ellos en las etapas de descompensación de la enfermedad. Se debe destacar que esta enfermedad, si está bien controlada, es totalmente compatible con una vida normal. Consiguientemente, hay muchas figuras exitosas en el mundo de las artes, las grandes empresas de negocios y la política que la padecen.

¿Es diferente esta enfermedad en la comunidad latina?

No tenemos evidencia de que esta enfermedad se manifieste de forma diferente en las distintas culturas del mundo.  Sin embargo, se debe destacar que para los inmigrantes que tienen hijos en los Estados Unidos tal vez sea más difícil darse cuenta cuándo la rebelión de sus hijos, los problemas de conducta o desafío y el uso de drogas se deben a esta enfermedad y no a las diferencias culturales e intergeneracionales.  Educar a la familia acerca de esta enfermedad, combatir el estigma y corregir las dinámicas familiares que podrían perpetuar las adaptaciones incorrectas es fundamental.

En resumen, la enfermedad bipolar es una enfermedad crónica, que responde bien al tratamiento, aunque éste sea complejo, sobre todo si se comienzan las intervenciones en etapas tempranas. El uso continuo de medicación, el monitoreo frecuente por profesionales de la salud mental, evitar el uso de drogas, la educación y el apoyo de la familia favorecen un buen pronóstico y una vida de desarrollo normal, productiva y satisfactoria.

NAMI le agradece a la Sociedad Hispana de Psiquiatría y, en especial, a la doctora Cordal su contribución con esta revista.  Envíenos sus preguntas para los doctores a macenter@nami.org

What is Bipolar Disorder?

Bipolar Disorder is characterized by periods of depression alternated with periods of mania. Approximately 1-3% of the world’s population experiences this mental illness. Dr. Adriana Cordal explains the manifestation of symptoms, different types of Bipolar Disorder, treatment, and what consumers and family members can do to foster recovery. Dr. Cordal stresses the importance of the Latino population to recognize symptoms of this disorder and seek help. For more information on Bipolar Disorder call NAMI’s Information HelpLine at 1-800-950-NAMI (6264).

 


 | Print this page | 
 | 

Donate

Support NAMI to help millions of Americans who face mental illness every day.

Donate today

Speak Out

Inspire others with your message of hope. Show others they are not alone.

Share your story

Get Involved

Become an advocate. Register on NAMI.org to keep up with NAMI news and events.

Join NAMI Today
  • Follow NAMI
  • Contact Us
    • NAMI
    • 3803 N. Fairfax Dr., Suite 100
    • Arlington, Va 22203
    • Main: (703) 524-7600
    • Fax: (703) 524-9094
    • Member Services: (888) 999-6264
    • Helpline: (800) 950-6264