NAMI - National Alliance on Mental Illness Home | About NAMI | Contact Us | En Espanol  | Donate  
Find
  Advanced Search  
 

Sign In
myNAMI
Communities
Register and Join
Donate
What's New
State & Local NAMIs
Advocate Magazine
NAMI Newsroom
NAMI Store
NAMIWALKS
National Convention
Special Needs Estate Planning
NAMI Travel

 ¡Avanzamos!
  2006
  2007
  2008
  Avanzamos 2009
  2010

Print this page
Graphic Site
Log Out
 | Print this page | 
 | 
20062

Pregúntele a los Doctores

Progreso en el Tratemiento de las Enfermedades Mentales

por Esperanza Diaz, M.D., Directora Medica de la Clínica Hispana, Escuela de Medicina Universidad de Yale

Invierno 2005

Las enfermedades mentales serias, como la esquizofrenia y el desorden bipolar, son tratables. En el pasado no se sabia que estas eran enfermedades del cerebro y el diag nóstico no siempre ha sido claro, pero poco a poco se ha ido progresando, dando origen a la clasifi cación de los desórdenes mentales de acuerdo con los síntomas predominantes. Los grupos más prominentes entre las enfermedades mentales serias son la psicosis, los desórdenes del estado de ánimo, los desórdenes de ansiedad y los desórdenes relacionados con la adicción a sustancias.

La esquizofrenia forma parte del grupo de las psicosis. Ésta se caracteriza por las alucinaciones auditivas o visuales, los delirios (convicciones que no se basan en la realidad), los desórdenes del pensamiento y la incoherencia.

Los trastornos del ánimo son más conocidos mas conocidos como enfermedad bipolar o depresión. El ánimo puede fl uc tuar entre la agitación/manía y la depresión. Una de sus más terribles consecuencias es el suicidio.

Entre los trastornos de ansiedad se incluyen los ataques de pánico; durante éstos la persona tiene episodios de profundo temor con reacciones fi siológicas como palpitaciones, difi cul tad para respirar, dolor en el pecho, etc. Este temor no tiene causa aparente. Por otra parte, el desorden postraumático se presenta cuando la persona ha vivido una experiencia en la que se ha sentido en peligro de muerte o ha enfrentado alguna situación que lo ha traumatizado. Estas personas sufren pesadillas, recuerdos recurrentes del trauma, desórdenes de atención, falta de concentración, etc.

Los desórdenes relacionados con el abuso de sustancias son muy comunes. El abuso de substancias puede presentar se conjuntamente con las otras enfermedades mencionadas anteriormente, esto complica el tratamiento ya que se debe combatir dichos desórdenes simultáneamente.

En los años cincuentas se desarrollaron medicinas, llama das tranquilizantes mayores, que ayudaron inicialmente en el tratamiento de estas enfermedades. Luego surgió la familia de las fenotiazinas, Torazina, Perfenazina, Stelazina, Haloperidol y otras más. Estas medicinas tienen gran importancia porque ayudaron a probar que las enfermedades mentales se originan en el cerebro y pueden ser tratadas. Desafortunadamente, aunque sirven para controlar efi cazmente las alucinaciones y los delirios, dichas medicinas no son perfectas ya que pue den ocasionar efectos secundarios como cierta rigidez en los músculos o la disquinesia tardía, movimientos involuntarios de la boca, la lengua, otros músculos faciales u otras partes del cuerpo.

A finales de los 80 se aprobó la Clozapina bajo algunas precauciones extremas, entre las que se incluía la realización de un examen de sangre semanalmente. Esto fue necesario porque la clozapina puede producir agranulocitosis, es decir, la falta de producción de glóbulos blancos—los que combaten las infecciones—creando un severo riesgo de muerte. A pesar de este riesgo, miles de personas se han benefi ciado de esta medicina. Afortunadamente, el desarrollo de las investigacio nes ha dado paso a la elaboración de otras drogas parecidas a la clozapina, pero con riesgos menos severos. Estas medicinas se denominan antipsicóticos atípicos: Risperidol, Olanzapina, Quetiapina, Ziprasidone y Aripeprizol. Su efecto secundario más grave es el aumento de peso y el riesgo de causar diabetes.

Las medicinas para los trastornos del ánimo pueden dividir se en dos grupos: los estabilizantes del ánimo y los antidepre sivos. Los estabilizantes del ánimo son: Litio, Ácido Valproico, Carbamazepina, Trileptal y los antipsicóticos atípicos. Las medicinas que actúan en la serotonina más recientes empeza ron con Fluoxetina y después aparecieron Sertralina, Paroxeti na, Citalopram y Escitalopram. Últimamente se introdujeron al mercado: Venlafaxina, Bupropion y Duloxetina.

Como he explicado brevemente, ha habido muchos progre sos en el tratamiento de las enfermedades mentales. Personas con enfermedades mentales y sus familiares deben estar al tanto de estos avances para poder obtener los mejores trata mientos que sean posibles. En esta columna trataremos de responder sus preguntas sobre estas enfermedades, sus sínto mas y tratamientos.


Nota del Editor: Este breve resumen le sirve de introducción a la columna informativa de la Sociedad Americana de Psiquiatras Latinos. En futuros ejemplares, se hablará más a fondo sobre las enfermedades mentales y esta columna brindará un espacio a los psiquiatras de la Sociedad para que puedan responder a las preguntas y a los comentarios de los lectores. Así pues, si usted tiene alguna pregunta para los doctores, escríbanos a avanzamos@nami.org. NAMI agradece a la Sociedad Ameri cana de Psiquiatras Latinos el compartir sus conocimientos y su experiencia con nosotros. Para más información sobre este tema visite www.nami.org/espanol  o llámenos al 1-800-950-6264.

 


 | Print this page | 
 | 

Donate

Support NAMI to help millions of Americans who face mental illness every day.

Donate today

Speak Out

Inspire others with your message of hope. Show others they are not alone.

Share your story

Get Involved

Become an advocate. Register on NAMI.org to keep up with NAMI news and events.

Join NAMI Today
Home  |  myNAMI  |  About NAMI  |  Contact Us  |  Jobs  |  SiteMap

Copyright © 1996 - 2011 NAMI. All Rights Reserved.