NAMI - National Alliance on Mental Illness Home | About NAMI | Contact Us | En Espanol  | Donate  
Find
  Advanced Search  
 

Sign In
myNAMI
Communities
Register and Join
Donate
What's New
State & Local NAMIs
Advocate Magazine
NAMI Newsroom
NAMI Store
NAMIWALKS
National Convention
Special Needs Estate Planning
NAMI Travel

 ¡Avanzamos!
  2006
  2007
  2008
  Avanzamos 2009
  2010

Print this page
Graphic Site
Log Out
 | Print this page | 
 | 
20062

Pregúntele al doctor

Entendiendo la esquizofrenia

Por Humberto Marín, M.D. , miembro de la Sociedad Hispana de Psiquiatría

Invierno 2007

¿Qué es la esquizofrenia y cuáles son sus síntomas?

La esquizofrenia es una enfermedad mental que se caracteriza por dos tipos de síntomas: los delirios y las alucinaciones.

Los delirios son ideas falsas o equivocadas que el paciente de esquizofrenia percibe como reales, por ejemplo, la idea de que el paciente está siendo perseguido por una persona o por un grupo de personas, como el FBI o la CIA; o la idea de que una persona importante o famosa, a quien el paciente no conoce personalmente, está interesada o enamorada de él. Otros de los delirios más comunes son: la creencia de que el paciente recibe mensajes especiales a través de la televisión, de la radio, o de los periódicos; o la idea de que el paciente puede leer los pensamientos de los otros o que los otros pueden leer sus pensamientos.

Las alucinaciones, por su parte, son falsas percepciones que se experimentan a través de cualquiera de los cinco sentidos. Por ejemplo, oír voces cuando en realidad nadie está hablando, ver cosas que otra gente no ve (“tener visiones”), percibir olores que otros no perciben, sentir animalitos caminando sobre la piel cuando en realidad no hay nada, etc.

Los delirios y las alucinaciones no ocurren solamente como resultado de la esquizofrenia. Otras enfermedades del cerebro también pueden conllevar delirios o alucinaciones, tales como el derrame cerebral, los accidentes con lesión cerebral, la demencia, muchas intoxicaciones o el llamado “deliriumtremens” que padecen los alcohólicos.

Por esta razón, el diagnóstico de la esquizofrenia debe hacerse con mucho cuidado, después de excluir otras posibilidades.

La esquizofrenia es mucho más común de lo que la mayoría de la gente piensa. Se calcula que aproximadamente una de cada cien personas sufre de esquizofrenia. Esto significa que en los Estados Unidos hay aproximadamente tres millones de personas con esta enfermedad. Lamentablemente, muchos de estos pacientes no se diagnostican y no reciben tratamiento.

La esquizofrenia se manifiesta usualmente hacia los dieciocho o veinte años de edad. Hay algunos pocos casos de esquizofrenia en que los síntomas empiezan en la infancia o en la edad madura, pero la gran mayoría empieza al final de la adolescencia o en la joven-adultez.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad?

Las causas de la esquizofrenia no están completamente claras, pero es evidente que algunas personas tienen una predisposición genética para esta enfermedad. Una prueba de esto es que, aunque las posibilidades de que una persona padezca esquizofrenia son de una entre cien, para alguien que tiene un pariente en primer grado (padre o hermano) con esquizofrenia, las posibilidades de padecer esta enfermedad aumentan a una entre ocho.

Sin embargo, como vemos, la mayoría de los familiares de pacientes con esquizofrenia no padecen la enfermedad. Esto probablemente significa que, además de la predisposición genética, existen otros factores que contribuyen a precipitar el cuadro clínico de esquizofrenia. Actualmente, se están realizando muchas investigaciones científicas para tratar de identificar dichos factores.

De todos modos, aunque todavía no se pueden señalar las causas exactas de la esquizofrenia, se puede afirmar categóricamente que la esquizofrenia no surge como consecuencia de la brujería, de los hechizos o de los maleficios. La esquizofrenia es un problema médico, es una enfermedad severa que afecta el sistema nervioso y que causa incapacidad. En los Estados Unidos, se calcula que una tercera parte de las personas con incapacidad permanente (“long termdisability”) tienen esquizofrenia.

¿Hay diferencias culturales en la manifestación de los síntomas de la esquizofrenia?

Los síntomas de la esquizofrenia parecen ser los mismos en todos los pacientes, aunque éstos sean de diferentes países o de diferentes culturas. No obstante, lo que sí puede variar es la forma en que se explican las causas de esos síntomas. A pesar de que, cada vez, hay más personas que entienden que la esquizofrenia es una enfermedad, todavía algunos consideran que dicha condición es causada por la brujería o por los maleficios. También, desafortunadamente, todavía existen muchas personas que piensan que los pacientes con esquizofrenia pueden superar los síntomas voluntariamente (o sea, que “se están haciendo los locos”). Esto también es una de las causas que contribuye a que los pacientes no reciban tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento para esta enfermedad?

Cuando se menciona el tratamiento de la esquizofrenia, todos pensamos inmediatamente en medicamentos. Sin embargo, aunque las medicinas son parte importante del tratamiento, hay muchas otras cosas positivas que se pueden hacer para mejorar el estado de un paciente con esquizofrenia.

Los medicamentos utilizados para la esquizofrenia se conocen como “antipsióticos”. Los antipsicóticos básicamente suprimen o disminuyen los delirios y las alucinaciones. En este sentido, son una gran ayuda; sin embargo, dichos medicamentos pueden tener efectos secundarios importantes y, por esta razón, los debe administrar un psiquiatra o un médico familiarizado con este tipo de tratamiento.

Entre los efectos secundarios más molestos de los antipsicóticos se encuentran el aumento de peso o la elevación del nivel de azúcar en la sangre (diabetes). Aunque no todos los antipsicóticos que están disponibles en la farmacia producen aumento de peso, la FDA obliga a todos los fabricantes de estas medicinas a advertirle al público que pueden elevar el nivel de azúcar en la sangre.           

Los antipsicóticos pueden también producir anormalidades en los movimientos como, por ejemplo, rigidez muscular, temblor o un cuadro parecido a la enfermedad de Parkinson.

Sin embargo, considerando la gran perturbación que los síntomas de la esquizofrenia les causan a las personas que sufren esta enfermedad y a sus familiares y amigos, para la mayoría de los pacientes el beneficio del tratamiento es mayor que el riesgo de los efectos secundarios.

Como se dijo anteriormente, los medicamentos no deben ser el único tratamiento. Otros tipos de terapia pueden contribuir grandemente al bienestar de los pacientes con esquizofrenia, por ejemplo:

  • educar al paciente y a su familia para que reconozcan los síntomas de la enfermedad y para que busquen ayuda antes de que los síntomas sean muy severos.
  • enseñarle al paciente ciertas técnicas para que aprenda a manejar los síntomas y a disminuir su impacto. Por ejemplo: el paciente puede aprender a “ahogar las voces” con música o puede recordarse a sí mismo que aunque las voces parecen venir del exterior realmente surgen de su propia mente.
  • disminuir el estrés en la vida y en el trabajo de la persona con esquizofrenia, puesto que el estrés empeora los síntomas. Así, por ejemplo, si se reducen los conflictos en la familia se disminuyen los síntomas. En cuanto al trabajo, los pacientes con esquizofrenia tienen dificultades para cambiar súbitamente de actividad; por esta razón, el mejor trabajo para ellos es uno en el que hagan siempre la misma tarea sin estar expuestos a demandas imprevistas.

Si considera que usted o un ser querido tienen síntomas de esta enfermedad, comuníquese con un profesional de la salud mental lo antes posible. NAMI agradece a la Sociedad Hispana de Psiquiatría y, en especial, al doctor Marín su contribución con esta revista.

This article discusses the causes, symptoms, and treatment options of schizophrenia. Schizophrenia is a medical illness that interferes with a person's ability to think clearly, to distinguish reality from fantasy, to manage emotions, make decisions, and relate to others. The first signs of schizophrenia typically emerge in the teenage years or early twenties. Most people with schizophrenia suffer chronically or episodically throughout their lives, and are often stigmatized by lack of public understanding about the disease. For more information please visit www.nami.org.

 


 | Print this page | 
 | 

Donate

Support NAMI to help millions of Americans who face mental illness every day.

Donate today

Speak Out

Inspire others with your message of hope. Show others they are not alone.

Share your story

Get Involved

Become an advocate. Register on NAMI.org to keep up with NAMI news and events.

Join NAMI Today
Home  |  myNAMI  |  About NAMI  |  Contact Us  |  Jobs  |  SiteMap

Copyright © 1996 - 2011 NAMI. All Rights Reserved.