NAMI - National Alliance on Mental Illness Home | About NAMI | Contact Us | En Espanol  | Donate  
Find
  Advanced Search  
 

Sign In
myNAMI
Communities
Register and Join
Donate
What's New
State & Local NAMIs
Advocate Magazine
NAMI Newsroom
NAMI Store
NAMIWALKS
National Convention
Special Needs Estate Planning
NAMI Travel

Cleansweep

Print this page
Graphic Site
Log Out
 | Print this page | 
 | 

Pregúntale a los doctores

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

Por Verónica M. Rojas, M.D., Profesora Clínica de Psiquiatría, Universidad de Nueva York

Otoño 2006

¿Qué es el «trastorno por déficit de atención e hiperactividad» (TDAH)?

El TDAH  es una condición médica que afecta la habilidad que tienen las personas para regular su atención y su comportamiento.   La última edición del DSM-IV (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, cuarta edición, establecida por la Asociación Americana de Psiquiatría) describe los síntomas principales y los clasifica en tres subtipos: tipo combinado, el más común, tipo predominantemente desatento, el más común en niñas o mujeres, y tipo predominantemente hiperactivo-impulsivo.

¿Cómo se diagnostica el TDAH?


Si considera que usted o su hijo tienen síntomas de esta enfermedad, comuníquese con un profesional de la salud mental lo antes posible.   NAMI le agradece a la Sociedad Americana de Psiquiatras Hispanos y, en especial, a la doctora Rojas por su contribución en esta revista.

La manera más precisa para su diagnóstico es por medio de una visita al clínico:   médico psiquiatra de niños y adolescentes, médico psiquiatra de adultos, médico pediatra o psicólogo.

Las siguientes condiciones deben existir para poder diagnosticar el TDAH:

  • El paciente debe desarrollar los síntomas antes de los siete (7) años de edad y éstos deben persistir por más de seis (6) meses.
  • Los síntomas deben manifestarse en más de un lugar, ya sea el hogar, la escuela, la guardería o el trabajo.

¿Sólo los niños tienen TDAH?

Durante muchos años, se creyó que el TDAH se manifestaba sólo en la niñez, desapareciendo durante la adultez, pero algunos estudios realizados entre 1980 y 1990 han demostrado que esto no es correcto.   Si bien existen los mismos síntomas entre niños y adultos con TDAH, estos difieren en su manifestación. 

¿Cómo se trata el TDAH?

Es muy importante obtener tratamiento para esta condición, ya que, de lo contrario, existe un gran riesgo de padecer otros desórdenes.   El tratamiento debe ser multi-modal, o sea, deben implementarse varias cosas a la vez:

Primero:   El niño, los padres, la familia y la escuela deben entender lo que es el TDAH, conocer sus síntomas y la condición en general.

Segundo:   Es importante implementar una estrategia para un manejo apropiado de la conducta del niño/adolescente.   De la misma forma, es imprescindible tener en cuenta que el manejo requiere entender lo que acontece antes del acto (el antecedente) y lo que sigue después del acto (la consecuencia).   Poder entender y modificar el “antecedente” y la “consecuencia” ayudará al niño a poder cambiar su conducta.   Por lo general, los ambientes estructurados ayudan a los niños “a no dispersarse”.  Además, cuando el niño tiene reglas y expectativas claras, su conducta mejora, al igual que su autoestima.  Una de las reglas más antigua, pero muy efectiva, es el famoso “intervalo” (time out). 

Tercero:   Los medicamentos que se usan para esta condición son llamados “estimulantes” o “psico-estimulantes”.   Estos medicamentos son muy eficaces y deben ser recetados por el médico. 

Cuarto:   Es sumamente importante ayudarle al niño en la escuela.   Los padres y la maestra deben crear juntos un plan de conducta para proveerle al niño un programa de actividades estructuradas. 

Final:   Los padres, la familia y la escuela deben tener una predisposición positiva hacia el niño, esto le dará la oportunidad de desarrollarse con alegría y amor en este mundo.

Referencias:

American Academy of Pediatrics AAP releases (2001). New guidelines for treatment of ADHD.In: American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders. 4th ed. Washington, D.C., 83-85.

Biederman J, Willens TE, Mick E., Faraone S., Spencer T. (1999)  Protective effects of ADHD pharmacotherapy on subsequent substance abuse: a longitudinal study. Pediatrics; 104(2); 20.

Mannuza, S., Klein, R.G., Klein, D.F., Bessler, A., & Shrout, P. (2002) Accuracy of adult recall of childhood attention deficit hyperactivity disorder. American Journal of Psychiatry, 159, 1882-1888.

Mannuza, S., Klein, R.G., & Mouton, J.L., III (2003) Persistence of attention deficit hyperactivity disorder into adulthood. Journal of Attention Disorders, 7, 93-100.

Red de Padres Solidarios.   “Por nuestros niños y adolescentes con déficit atencional.” http://personales.puntoar.net.ar/redpadres

 

 


 | Print this page | 
 | 

Donate

Support NAMI to help millions of Americans who face mental illness every day.

Donate today

Speak Out

Inspire others with your message of hope. Show others they are not alone.

Share your story

Get Involved

Become an advocate. Register on NAMI.org to keep up with NAMI news and events.

Join NAMI Today
Home  |  myNAMI  |  About NAMI  |  Contact Us  |  Jobs  |  SiteMap

Copyright © 1996 - 2011 NAMI. All Rights Reserved.